banner zona 2
Este Geodestino engloba la Costa da Morte al completo. Pese a tratarse de una zona muy amplia de gran orientación marinera, no contamos con muchos elementos válidos para nuestra Ruta, pero la extraordinaria belleza de un paisaje casi completamente virgen compensa sobradamente el reducido número de elementos conserveros. La Costa de la Muerte merece muchísimo la pena. (http://www.turismocostadamorte.com). Curiosamente, para compensar el reducido número de elementos de nuestra ruta, en este geodestino encontramos una de las mayores conserveras del mundo. Situada en el concello de Carballo (www.carballo.org), se encuentra una gran empresa conservera: Calvo (www.grupocalvo.es). Allí está situada una de las factorías más importantes de esta multinacional.

En Laracha, concretamente en Caión, la empresa ruta Navega organizará pequeños cruceros a lo largo de toda A Costa da Morte, una experiencia incomparable.

Continuando nuestro itinerario por un impresionante recorrido de salvajes acantilados y extraordinarias playas vírgenes, llegamos al concello de Camariñas, conocido en todo el mundo por sus encajes (www.camarinas.net) y también por haber sido el lugar de un terrible naufragio en el siglo XIX que contribuyó de forma definitiva a denominar a esta hermosa comarca. Cercano al núcleo de camariñas, el cementerio de los ingleses recuerda en un escenario sobrecogedor la tragedia del buque escuela británico Serpent Camariñas es también el pueblo en el que está implantada una de esas empresas conserveras que ha sido el gran referente laboral, económico y social de su localidad. Conservas Cerdeimar (www.cerdeimar.com) produce y comercializa conservas desde hace 130 años, habiendo alcanzado una gran reputación en el sector con su marca Boya. En fechas más recientes han puesto en marcha una segunda línea premium, llamada 1884 por ser ese el año en que se fundó la empresa. No podemos dejar de visitar el faro de Cabo Vilán, extraordinario escenario en el que la Asociación de Empresarios de Camariñas organiza diversas actividades con notable éxito. Fisterra es un lugar mágico, peregrinar hasta ese final del mundo conocido se ha convertido en la forma perfecta para terminar el camino de Santiago. Para nosotros su Museo del Mar será nuestro particular lugar de peregrinación.

Tras Fisterra, podemos hacer una parada en Corcubión (www.corcubion.info/es) y visitar su Museo Marítimo Seo. A continuación, en Dumbría (www.dumbria.com), la cascada del Xallas, la única de europa que vierte sus aguas directyamente al mar, merece una parada.

Mucho más al sur, más allá de Fisterra, encontramos el municipio de Carnota (http://www.concellodecarnota.com). Este municipio es famoso por dos curiosas circunstancias: cuenta con el hórreo y la playa más grandes de Galicia. En Carnota

 también encontramos la Cofradía de Lira y el grupo O Canto da Balea, quienes siempre preocupados por la ecología en el medio marino, organizan talleres y excursiones para que todos podamos aprender a valorarlo.

Terminamos así nuestro recorrido por el geodestino 02, cerca de la localidad de Muros, donde comienza otra historia y otro geodestino.